Resumen charla La violencia contra las mujeres en nuestra sociedad actual

DSC_0311-web

Presenta este tema de marzo, Mari Mar González, por parte de la Escuela Social de Barañáin, dando algunos datos sobre fallecimientos y maltrato contra las mujeres en lo que va de año. A continuación, nos introduce a la ponente, Ruth Iturbide, Licenciada en Derecho, Diplomada en Trabajo Social, Técnica en Igualdad de oportunidades, Doctora en Trabajo Social y Profesora del Departamento de Trabajo Social de la UPNA. Ha impartido numerosas sesiones, talleres, cursos, ponencias en Congresos y Jornadas y ha publicado en diferentes medios digitales y en la propia UPNA.

Comienza la ponente afirmando que la violencia sobre las mujeres se produce en un contexto que es necesario abordar previamente. Ese contexto es una estructura social de género, una estructura de poder androcentrista con una jerarquía en la que el varón tiene supremacía sobre la mujer.

DSC_0315-web

En esta estructura la identidad de género de la mujer implica ser para los demás, lo que lleva asociada la idea de los cuidados, que es donde se centra la actividad que se ha atribuido a las mujeres (enfermeras, maestras, cuidado de los enfermos, de los dependientes…). Sin embargo es preciso decir que muchas veces se ha confundido ese cuidado con los servicios (limpiar, ordenar… no es cuidado, es servicio).

La identidad de género masculino sin embargo está dirigida a ser para ellos mismos, deben ser los que más ganen, los que superen a los demás.

Con estas dos identidades se produce una estructura sexista en la que a la mujer se le atribuye menor importancia, lo que se puede ver en el menor salario o en el lenguaje sexista.

En este momento se puede alegar que ahora ya nos es así, que los tiempos han cambiado y que se ha producido una incorporación de la mujer a todo tipo de trabajos. Sin embargo en esta “nueva división del trabajo” los hombres se han incorporado a algunas cosas asociadas a la mujer, pero no de la manera que lo ha hecho la mujer a la estructura productiva. Sobre todos hay tareas de cuidado y de logística que todavía se mantienen en manos de las mujeres. Un hombre puede ir a la compra, pero lleva la lista preparada por la mujer, o lleva al hijo al parque, pero ella ha sido la que ha preparado todo lo necesario.

DSC_0320-web

Para que se produzca un cambio real en las identidades de género debe cambiarse en androcentrismo, no debemos centrarnos en la producción sino en estar bien (los cuidados).

Nuestra estructura de género se basa en unos estereotipos que llevan a que ocupemos unos roles de género. Los estereotipos son los prejuicios y los roles la puesta en práctica de esos prejuicios. Por ejemplo, se da por hecho que la mujer tiene una disposición natural para cuidar y los hombres tienen que ser fuertes. Y la división sexual del trabajo lleva también aparejada una división emocional. Las emociones de la mujeres se deben de producir alrededor del llanto no de la rabia. Justo al revés ocurre con el varón, no debe llorar, sino que debe manifestar rabia, lo que lleva a la violencia y al dominio. En esta sociedad, los hombres tienen que ser dominadores y si no, son menos hombres. Todo esto transversaliza la violencia de género. Por ello, a mayor igualdad menor violencia y a menor igualdad mayor violencia.

La violencia sobre las mujeres por tanto, tiene contexto, y la sociedad potencia ese contexto por medio de sus medios de comunicación, sus películas, sus series de televisión, etc.

La violencia sobre las mujeres también sufre un proceso, ninguna mujer estaría con un hombre que la maltratase la primera semana de conocerse. Los hombres están en la ley del dominio y las mujeres en la de ser queridas y por tanto quieren para ser queridas, lo que resulta muy atrapante en la relación. Además la sumisión y la violencia se erotizan. Por ello, la violencia sobre las mujeres lleva un proceso que poco a poco va aumentando la dominación y el control, todo ello explicado como hecho por amor.

DSC_0317-web

Conviene también repasar algunos conceptos básicos.

Violencia de género: violencia que tiene que ver con la estructura de género.

Violencia doméstica: un término que debería desecharse porque se refiere sólo a un lugar donde puede producirse esa violencia.

Violencia sexista: la que tiene que ver con la dominación de uno de los sexos sobre el otro.

Terrorismo sexista: termino utilizado porque había más mujeres muertas que víctimas de ETA, y eran mucho menos visibles.

Feminicidio: término muy político en el que se asume responsabilidad por parte del estado en lo que les ocurre a las mujeres.

A continuación Ruth, analizó las diferencias entre la legislación estatal y la navarra en relación con la violencia contra la mujeres. En la ley estatal del 2004, se recoge la violencia contra las mujeres solo en al ámbito de las relaciones de pareja, mientras que en la ley foral de 2015 se tiene en cuenta toda violencia sobre las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. En esta también se hace referencia a muchas situación de violencia y diferentes tipologías: violencia física, psicológica, económica y patrimonial, simbólica (medios de comunicación), institucional, laboral y social.

El siguiente punto que abordó la ponente fue el del círculo de la violencia:

La intervención con la mujer es completamente distinta según la fase en la que se encuentre.

DSC_0322-web

Para terminar, se refirió a algunos mitos relacionados con la violencia contra las mujeres.

– “El problema de la violencia contra las mujeres es ajeno”. Cada uno debe pensar en que situaciones propias entran dentro de la violencia sexista, de la estructura de género.

– No es un problema de un arrebato, ni de consumos, ni de salud mental.

– Hay que hacer visibles todo tipo de violencias.

– No hay perfiles de hombres agresivos. Hay todo tipo de personas. Tampoco hay perfiles de mujeres víctimas.

– “Es por la falta de habilidades de los hombres”, no es así porque solo ocurre contra la mujer, no en otros contextos en los que también se encuentran los hombres.

– Es responsabilidad de todos los varones.

DSC_0323-web

Debemos trabajar con todas las formas de violencia y favorecer la autonomía social.

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividades, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s