Predicciones y miedos: de la crisis al colapso

01/14/2015
http://www.eis.uva.es/energiasostenible/?p=2674

Algo más de medio año antes de que estallara la crisis en la que nos encontramos aún, recuerdo que estaba con mis modelos de energía, economía y cambio climático y leyendo sobre el pico del petróleo, conectando ideas, me asusté lo suficiente como para escribir un correo electrónico a un asesor del entonces gobierno de Zapatero diciéndole que se nos venía una fuerte crisis económica sin precedentes.

Para mí la causa principal era la escalada de los precios del petróleo una vez llegados a ese entorno cercano de su pico productivo en los que la demanda supera la oferta. En mi cabeza ya tenía claro que eso realimentaría la economía mundo.

No sabía por qué vía, no tenía idea entonces de la burbuja financiera (sí sabía de la burbuja de infraestructuras en España y que esta iba a explotar).

Cuando en Septiembre de 2008 Ban Ki Moon reconoció tres crisis: alimentaria, energética y financiera en medio de una permanente (ambiental-climática) me figuré que el Mundo por fin estaba reconociendo el problema de los Limites al Crecimiento.

Y es que la sociología es mucho más compleja que la física, así que fallé en esta previsión.

En mis modelos de entonces imaginé que nos daba por explotar el petróleo no convencional (el caro, el de baja TRE en su extracción) y el carbón a tope para evitar la caída energética inevitable, pero me parecieron locuras (los llame Madcoal) y los puse en un anexo de mi tesis. Volví a equicocarme porque ahora son los que mejor aguantaron los acontecimientos.

Así que las variables geopolíticas son tan importantes como las energéticas. La estupidez humana es infinita como dijo Einstein y con ello debemos trabajar.

Si el colapso económico mundial hubiera comenzado en el 2010-2015 como marcaban mis modelos no Madcoal, el futuro sería mejor (curvas de descenso casi simétricas al ascenso). Fui, como siempre, optimista.

No predijimos el fracking. Su crecimiento explosivo ha sido tal que no nos cabía en la imaginación. Hasta mis madcoal se quedaron cortos aquí. La razón es que fueron decisiones políticas y no lógicas (a escala global se entiende) las que llevaron a esa situación: Bush tuvo que cargarse tres leyes “ambientales” para permitir la salvajada que sobre el entorno están haciendo en los estados del fracking. De hecho esto lo hizo antes de la crisis del 2008, con lo que sí hay alguien al timón del Titanic (con ganas, se ve, de ir más deprisa hacia el iceberg).

Ahora quiero hacer otra predicción y aviso porque vuelvo a estar asustado como en 2007 (bueno en realidad hace casi un año ya que empecé a comentar entre familiares que en el 2015 venía una segunda ola de Tsunami, seguramente mayor).

Asesores del gobierno, de los gobiernos: aprovechen los bajos precios del petróleo no para amortizar deuda sino para comprar y almacenar petróleo, se nos viene una crisis (energética, financiera, alimentaria en medio de la ambiental permanente) posiblemente mayor que la anterior. Empiecen a adaptarse al colapso porque al evitar parcialmente el de 2008  éste será más profundo. Si no lo hacen y se inventan algo para mantener a flote el capitalismo liberal a costa de más desigualdad humana y embate contra Gaia, la próxima crisis tras la que viene ahora se aproximará a la imaginada tercera guerra mundial y su barbarie posterior.

Ya no estamos a tiempo de evitar el colapso de la civilización (disminución fuerte de su complejidad, de su consumo de energía y materiales) pero es la última oportunidad, la que viene en estos próximos 5 o 10 años, para evitar la barbarie.

¿Cómo viene ahora la crisis? por vía de la explosión de la burbuja del fracking (aunque ya se les ocurrirá algo a los economistas que dirigen el cotarro para olvidarse de la energía, el cambio climático, la biodiversidad y la equidad). ¿Cuando será? En cualquier momento dentro de los próximos 12 meses (mi intuición: probabilidades >60% antes de seis meses, más del 80% antes de 12 meses, más del 95% antes de 24 meses).

¿Qué pasará? Intuyo malas reacciones geopolíticas y económicas (ya las está habiendo), pero aquí siempre me quedo corto; no sé. Hasta ahora Estados Unidos ha pasado sus crisis económicas a Europa (desde hace ya casi un siglo), valiente amigo que nos hicimos. Por lo pronto parece que por ley la burbuja del fracking no les va a estallar en la cara a los principales inversores norteamericanos. Pero entre Isis, Rusia, Venezuela, Estados Unidos, Sur de Europa, Noruega, China -con su burbuja de infraestructuras también-… ¡hay tantos sitios por dónde pinchar esta vez!

Yo no manejo más variables y modelos que los asesores de la Casa Blanca, ¿qué se esperaban?

Sin embargo, esos asesores han caído en una trampa social: el corto plazo y la visión localista les va a llevar igualmente a la ruina. Quizás ya tengan planificado un mundo como en la película “In time”, o “Elysium”. Probablemente su tenco-optimismo les nuble la mente.

Todo se realimenta.

Carlos de Castro

PD: ¿Alguien sabe cómo hacer llegar este “susto” a la televisión? El otro día vi a Marhuenda tocarlo de refilón  por primera vez en un programa de buen share (la sexta noche) y ya le está echando la culpa a la superpoblación. ¿Se nos vienen ya los ecofascismos-neoliberales? ¿La batalla ya hemos empezado de nuevo a perderla?

A mi me gustaría ver a Antonio Turiel o a Jorge Riechmann o a Marcellesi en Al rojo vivo, en el programa de Évole o en la Sexta Columna. Si fueran tan solo la mitad de las veces que los Inda… ¿Ideas?

Claro que eso sería solo en España…

Mientras tanto seguiré aumentando mi complejo de Casandra.