Presentación del libro de Victoire Ingabire

Aquí está el reportaje gráfico de la sesión en la que Ramón Arozarena presentó el libro “Entre la cuatro paredes de la 1930” escrito por Victoire Ingabire, que tuvo lugar en la Biblioteca de Barañáin, el miércoles 31 de mayo, dentro de los actos de nos movemos por África.

Anuncios
Publicado en Actividades | Deja un comentario

Presentación libro de Victoire Ingabire

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Nos movemos por África 2017

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Resumen charla El cambio climático

Ultima charla de este curso 2016-2017 de la Escuela Social de Barañáin. Introduce Pedro Aranguren y a continuación presenta al ponente, Iñigo Virto, profesor del Área de Edafología y Química Agrícola de la Universidad Pública de Navarra, Doctor Ingeniero Agrónomo que ha investigado en las Universidades de California, Illinois y Pensilvania, en Estados Unidos.

Tras explicar que la edafología es la ciencia que estudia el suelo como lugar donde se desarrollan las plantas, empezó el desarrollo de la sesión introduciendo algunos conceptos clave para abordar el tema. Por ello, lo primero que hizo fue centrarse en qué es el clima, parámetros que lo determinan y factores que lo regulan. Según la definición que hace la RAE, el clima es el “Conjunto de condiciones atmosféricas que caracterizan una región”. Una definición muy genérica, pero que delimita dos aspectos importantes, el geográfico, relacionándolo con una región, y el de las condiciones atmosféricas.

Según Julius Hann (1883), clima es “la totalidad de los estados del tiempo en un período más corto o más largo que ocurre en promedio en un momento dado del año en cualquier punto dado de la superficie terrestre”. Los elementos climáticos serían la Temperatura, Humedad atmosférica, nubosidad, vientos, presión atmosférica, evaporación y composición del aire.

En 1906, Vladimir Köppen añadió un aspecto importante al definir el clima como “la totalidad de las condiciones atmosféricas, que hacen una ubicación en la Tierra más o menos habitable para los Hombres, los animales y las plantas”.

Por último, Maximilien Sorre en 1936 añadió el aspecto del ritmo o la frecuencia al definir el clima como “ambiente atmosférico constituido por la serie de estados de la atmósfera en un lugar en su sucesión habitual”, es decir que si cambia el momento o el orden en que ocurren los fenómenos meteorológicos en un lugar, también hay cambio climático.

Para la clasificación de los distintos climas, Köppen se fijó en tres aspectos: Temperatura (medias mensuales y anuales), Precipitación (medias anuales y mensuales y distribución) y Evapotranspiración potencial, difusión de vapor de agua a la atmósfera desde superficies con vegetación, que implica tanto la evaporacón directa del agua, como la evaporación biológica correspondiente a la transpiración de las plantas.

De estos criterios surge la clasificación climática de Köppen: con cinco grandes tipos de clima con varios subtipos cada uno de ellos: Tropical, Seco, Templado (latitudes medias), Continental y Polar.

Si miramos el mapa de Navarra nos encontramos con que en el Sur el clima sería Seco, en su variedad Estepario frío (Mediterráneo Seco). La zona media correspondería a un clima Templado de tipo Mediterráneo. La zona norte sería un clima de tipo Templado también, pero en su variedad marítimo de costa occidental.

Esas zonas climáticas de Navarra no son estáticas y se van moviendo los límites de las distintas zonas.

A continuación comentó una noticia publicada en eldiario.es, el día 20 del pasado mes de marzo, cuyo titular decía: El 80% de España en riesgo de convertirse en desierto este siglo por el cambio climático. Así leído parece que el 80% de España será como el Sahara al final de este siglo, pero no es eso lo que decía el estudio a que se refiere la noticia. En el informe del Ministerio de Medio Ambiente se estudia el índice de aridez de los distintos territorios de la Península Ibérica y se hacen proyecciones sobre como evolucionarán en los próximos 70-80 años:

Los territorios absolutamente áridos son los de color rojo, siendo semiáridos los de color naranja, que son los que se prevé en estas proyecciones que más avancen a lo largo de este siglo.

Para hacer estas previsiones se tiene en cuenta que las condiciones del clima de la Tierra dependen de la energía del Sol. De esa radiación solar, el 31% sale reflejada, tanto por las nubes como por el suelo, el 20% es absorbido por la atmósfera y por tanto llega al suelo un 49% que es absorbido por la superficie terrestre. La Tierra también emite calor y parte de ese calor vuelve como efectos de los gases de efecto invernadero. Este efecto invernadero hace que la temperatura media de la superficie terrestre sea de 15º, no de menos 18º que sería si no hubiese efecto invernadero.

Este equilibrio puede cambiar si aumenta o disminuye la energía que proviene del Sol, si cambia la cantidad reflejada por las nubes (albedo) o cambia la cantidad emitida, lo que se produciría al cambiar la cantidad retenida por la atmósfera.

Para estudiar este posible cambio se creó en 1988 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) (http://www.ipcc.ch/). Este grupo ha realizado cinco informes desde que se creó en los que da una información muy conservadora y siempre dando el nivel de consenso, de evidencia y de probabilidad de cada una de sus afirmaciones.

Según el último informe la temperatura media de la Tierra ha subido desde 1850 hasta 2012 0,85º con un nivel de certeza de “prácticamente seguro”. En cuanto a las precipitaciones con un “nivel de confianza alto” en el hemisferio Norte y bajo en el Sur, afirma que ha cambiado la distribución geográfica de las mismas. Además durante el período 1901-2010, el nivel medio global del mar se elevó 1,7 mm por año (1,5-1,9), considerado esto como “muy probable”.

Para explicar el aumento de temperatura debe haber un aumento de energía de +2,3 W/m2 (desde 1750 a 2011). Que la intervención humana haya hecho posible este aumento se considera como “sumamente probable”. Las emisiones de CO2, Metano (CH4) y N2O, han aumentado.

El sector primario tiene un papel fundamental en estas emisiones.

El CO2 proviene de las combustiones y de la descomposición natural de los seres vivos. Cuando quemamos combustibles fósiles, estamos quemando los bosques que hace millones de años no se descompusieron sino que se fosilizaron.

El óxido de nitrógeno (N2O), proviene de los suelos del mundo. Si añadimos más Nitrógeno al suelo, aumentaremos el nivel de N2O en la atmósfera.

El metano, además de provenir de la acción ganadera por actividad entérica, también aumenta con los arrozales cuando se inundan las zonas destinadas a este cultivo.

Ante esta situación de cambio climático, la agricultura tiene dos herramientas, adaptarse a los cambios que ya son irreversibles y ayudar a mitigar o reducir el cambio climático.

En lo que se refiere a la mitigación del cambo climático las estrategias son las siguientes:

  • Labrar menos la tierra, para evitar que se escape mayor cantidad de Carbono a la atmósfera.
  • Utilizar menos fertilizantes, evitando así el aumento de Nitrógeno.
  • Aumentar el secuestro de Carbono atmosférico haciendo un laboreo de conservación, en el que se mantiene sobre la tierra los restos orgánicos y se evita el paso del Carbono a la atmósfera.
  • Devolviendo el suelo a usos menos intensivos.

Por otro lado, para la adaptación, la FAO propone la agricultura climáticamente inteligente, la que se adapta a los cambios del clima:

  • Cultivos adecuados a las nuevas condiciones.
  • Adaptación de los sistemas agrícolas.
  • Avanzar en sistemas más diversos (variedad de cultivos, manejos mixtos…)
  • Majora de la capacidad de los sistemas para resistir condiciones adversas.

Guardar

Publicado en Actividades, Documentos | Deja un comentario

Charla mayo 2017

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Los retos energéticos de la sociedad actual

Descargar Power Point Charla retos energeticos de Alejandro Arizkun

Publicado en Actividades | Deja un comentario

Charla Abril 2017

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Resumen charla La violencia contra las mujeres en nuestra sociedad actual

DSC_0311-web

Presenta este tema de marzo, Mari Mar González, por parte de la Escuela Social de Barañáin, dando algunos datos sobre fallecimientos y maltrato contra las mujeres en lo que va de año. A continuación, nos introduce a la ponente, Ruth Iturbide, Licenciada en Derecho, Diplomada en Trabajo Social, Técnica en Igualdad de oportunidades, Doctora en Trabajo Social y Profesora del Departamento de Trabajo Social de la UPNA. Ha impartido numerosas sesiones, talleres, cursos, ponencias en Congresos y Jornadas y ha publicado en diferentes medios digitales y en la propia UPNA.

Comienza la ponente afirmando que la violencia sobre las mujeres se produce en un contexto que es necesario abordar previamente. Ese contexto es una estructura social de género, una estructura de poder androcentrista con una jerarquía en la que el varón tiene supremacía sobre la mujer.

DSC_0315-web

En esta estructura la identidad de género de la mujer implica ser para los demás, lo que lleva asociada la idea de los cuidados, que es donde se centra la actividad que se ha atribuido a las mujeres (enfermeras, maestras, cuidado de los enfermos, de los dependientes…). Sin embargo es preciso decir que muchas veces se ha confundido ese cuidado con los servicios (limpiar, ordenar… no es cuidado, es servicio).

La identidad de género masculino sin embargo está dirigida a ser para ellos mismos, deben ser los que más ganen, los que superen a los demás.

Con estas dos identidades se produce una estructura sexista en la que a la mujer se le atribuye menor importancia, lo que se puede ver en el menor salario o en el lenguaje sexista.

En este momento se puede alegar que ahora ya nos es así, que los tiempos han cambiado y que se ha producido una incorporación de la mujer a todo tipo de trabajos. Sin embargo en esta “nueva división del trabajo” los hombres se han incorporado a algunas cosas asociadas a la mujer, pero no de la manera que lo ha hecho la mujer a la estructura productiva. Sobre todos hay tareas de cuidado y de logística que todavía se mantienen en manos de las mujeres. Un hombre puede ir a la compra, pero lleva la lista preparada por la mujer, o lleva al hijo al parque, pero ella ha sido la que ha preparado todo lo necesario.

DSC_0320-web

Para que se produzca un cambio real en las identidades de género debe cambiarse en androcentrismo, no debemos centrarnos en la producción sino en estar bien (los cuidados).

Nuestra estructura de género se basa en unos estereotipos que llevan a que ocupemos unos roles de género. Los estereotipos son los prejuicios y los roles la puesta en práctica de esos prejuicios. Por ejemplo, se da por hecho que la mujer tiene una disposición natural para cuidar y los hombres tienen que ser fuertes. Y la división sexual del trabajo lleva también aparejada una división emocional. Las emociones de la mujeres se deben de producir alrededor del llanto no de la rabia. Justo al revés ocurre con el varón, no debe llorar, sino que debe manifestar rabia, lo que lleva a la violencia y al dominio. En esta sociedad, los hombres tienen que ser dominadores y si no, son menos hombres. Todo esto transversaliza la violencia de género. Por ello, a mayor igualdad menor violencia y a menor igualdad mayor violencia.

La violencia sobre las mujeres por tanto, tiene contexto, y la sociedad potencia ese contexto por medio de sus medios de comunicación, sus películas, sus series de televisión, etc.

La violencia sobre las mujeres también sufre un proceso, ninguna mujer estaría con un hombre que la maltratase la primera semana de conocerse. Los hombres están en la ley del dominio y las mujeres en la de ser queridas y por tanto quieren para ser queridas, lo que resulta muy atrapante en la relación. Además la sumisión y la violencia se erotizan. Por ello, la violencia sobre las mujeres lleva un proceso que poco a poco va aumentando la dominación y el control, todo ello explicado como hecho por amor.

DSC_0317-web

Conviene también repasar algunos conceptos básicos.

Violencia de género: violencia que tiene que ver con la estructura de género.

Violencia doméstica: un término que debería desecharse porque se refiere sólo a un lugar donde puede producirse esa violencia.

Violencia sexista: la que tiene que ver con la dominación de uno de los sexos sobre el otro.

Terrorismo sexista: termino utilizado porque había más mujeres muertas que víctimas de ETA, y eran mucho menos visibles.

Feminicidio: término muy político en el que se asume responsabilidad por parte del estado en lo que les ocurre a las mujeres.

A continuación Ruth, analizó las diferencias entre la legislación estatal y la navarra en relación con la violencia contra la mujeres. En la ley estatal del 2004, se recoge la violencia contra las mujeres solo en al ámbito de las relaciones de pareja, mientras que en la ley foral de 2015 se tiene en cuenta toda violencia sobre las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. En esta también se hace referencia a muchas situación de violencia y diferentes tipologías: violencia física, psicológica, económica y patrimonial, simbólica (medios de comunicación), institucional, laboral y social.

El siguiente punto que abordó la ponente fue el del círculo de la violencia:

La intervención con la mujer es completamente distinta según la fase en la que se encuentre.

DSC_0322-web

Para terminar, se refirió a algunos mitos relacionados con la violencia contra las mujeres.

– “El problema de la violencia contra las mujeres es ajeno”. Cada uno debe pensar en que situaciones propias entran dentro de la violencia sexista, de la estructura de género.

– No es un problema de un arrebato, ni de consumos, ni de salud mental.

– Hay que hacer visibles todo tipo de violencias.

– No hay perfiles de hombres agresivos. Hay todo tipo de personas. Tampoco hay perfiles de mujeres víctimas.

– “Es por la falta de habilidades de los hombres”, no es así porque solo ocurre contra la mujer, no en otros contextos en los que también se encuentran los hombres.

– Es responsabilidad de todos los varones.

DSC_0323-web

Debemos trabajar con todas las formas de violencia y favorecer la autonomía social.

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Publicado en Actividades, Noticias | Deja un comentario

Charla Marzo 2017

cartel-marzo-2017

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Ciudadanía Emocional. José María Romera

Charla ofrecida el día 9 de febrero dentro del curso 2016 2017 de la Escuela Social de Barañáin. Fue presentado el ponente, José María Romera, profesor, escritor y colaborador de Diario de Navarra y El Correo, por Ramón Arozarena. Ofrecemos a continuación integramente la transcripción de la charla.

dsc_0266-webBuenas tardes

La verdad es que no sé muy bien en calidad de qué comparezco aquí. Soy, como se dice ahora, un profesional multitarea. Por un lado, vengo ejerciendo la enseñanza desde hace cuatro décadas. Por otro, escribo en la prensa con regularidad, a razón de no menos de cuatro artículos semanales de diverso tipo. Y por otro he incurrido durante cierta etapa de mi vida en la política, un veneno que aún sigo consumiendo aunque ahora lo haga más desde una posición de observador. Profesor, periodista y político, por tanto: tres pes sometidas a toda sospecha en esta época, pero que sobrellevo con resignación y lo más dignamente que mis capacidades me permiten.

Es desde esa triple perspectiva desde donde pretendo trasmitirles mis palabras, sin ninguna pretensión académica ni sistematizadora. Les ruego que las tomen como lo que son: un manojo de impresiones y sugerencias sustentadas en la observación curiosa, en la lecturas atentas y en el tránsito prolongado por determinados ámbitos de la vida y de la actividad profesional que me han permitido situarme en ese punto medio entre el conocimiento y la perplejidad que algunos llaman hoy con el neologismo «experticia»: la experiencia considerada no como acumulación de trienios, sino como una forma de saber, o al menos de aspirar a saber.

Así que apelo a su comprensión y les invito a compartir conmigo estas impresiones abiertas, sin ninguna vocación de tesis cerrada, sobre las que si les parece podremos conversar al acabar mi intervención.

Las emociones. Pros y contras

He titulado esta conferencia ‘Ciudadanía emocional’. Quiere decir que me referiré al ejercicio de la ciudadanía, de la participación en la vida social y en la conversación pública, pero haciendo hincapié en las emociones como vía para esa participación. Les anticipo que al hablar de «emociones» me permitiré hacerlo en sentido amplio y, si se quiere, grosero, entendiendo por tales no solo las emociones en el significado estricto del término sino de sentimientos, pasiones, afectos, es decir, todo lo que habitualmente situamos al otro lado de lo racional y lógico.

Y partiré de un hecho a mi parecer indiscutible, característico de estos últimos años, como es:

La reaparición de las emociones en el espacio público: el prestigio renovado de las emociones

El discurso político nos conmina a actuar guiados por las emociones y los afectos, de cualquier signo que sean: amor, odio, simpatía, antipatía, agresividad, entusiasmo, miedo, empatía, asco, disgusto, ira, alegría, en fin… la relación sería inacabable.

Se diría que el corazón ha usurpado el lugar de la cabeza y nos obliga a anteponerlo cada vez que pretendemos interpretar el mundo y mucho más cuando tratamos de formarnos una opinión sobre su curso. Todo es emoción… Hay que ser cautos, no obstante, y no sacar la conclusión precipitada de que el sujeto de hoy es más emocional que en tiempos pasados. Tal vez no. Pero o que sí parece cierto es que se han roto los diques de contención que mantenían oculta o disimulada esa emoción.

Para no dar lugar a dudas, les anticiparé que mi postura ante el fenómeno que voy a tratar de describir es una postura crítica. Pero no cerrada. Así que de entrada les diré también que admito la importancia de las emociones en la vida pública, y les traigo unas palabras de la filósofa Martha Nussbaum en ‘Emociones políticas’ con las que estoy en total acuerdo:

«Todos los principios políticos, tanto los buenos como los malos, precisan para su materialización y su supervivencia de un apoyo emocional que le procure estabilidad a lo largo del tiempo, y todas las sociedades decentes tienen que protegerse frente a la división y la jerarquización cultivando sentimientos apropiados de simpatía y amor».

Las emociones, en efecto, no solo se están poniendo de actualidad sino que gozan de un renovado prestigio. Por un lado sabemos cada vez más de su naturaleza y su funcionamiento gracias a los avances de las neurociencias, que nos sorprenden cada día con nuevos hallazgos sobre aspectos cognitivos y de nuestra personalidad. Ya saben: se dice que estamos en la era de la resonancia magnética, herramienta que amenaza acabar con la propia filosofía.

Otras ramas del conocimiento se están ocupando de ellas y ofreciéndonos nuevos enfoques en el estudio del ser humano. Por ejemplo, en lo que podríamos llamar el estudio de la toma de decisiones del que tenemos una magnífica muestra en la ya indispensable obra de Daniel Kahneman, premio Nobel de Economía en 2002, ‘Pensar rápido, pensar despacio’ (2012, que debería leerse en todas las escuelas, colegios y universidades).

Ya desde de los trabajos de Daniel Goleman y otros gurúes de la «inteligencia emocional» en los años 90 se había venido produciendo en los últimos años una sana reivindicación de la afectividad como ingrediente primordial de nuestras vidas y como vía de enriquecimiento personal.

Por otra parte, las humanidades y las ciencias sociales están experimentando asimismo en la última década lo que se ha dado en llamar un «giro afectivo», que supone una expansión de su ámbito de estudio: la atención se dirige ahora hacia los sentimientos, los recuerdos, la vida cotidiana, la esfera de lo material (Arias Maldonado).

Como dice Aurelio Arteta, El ambiente contemporáneo está dominado así por lo que se ha llamado el «culto a la emoción», que se explicaría como una simplista rebeldía contra el pasado predominio de la razón no menos simplista. Tras haber sido objeto de sospecha mayoritaria en la historia de la filosofía y, por supuesto, para la doctrina y la práctica cristianas, las pasiones han pasado de ser reprimidas a ser reivindicadas.

Pero el propio Arteta advierte ya del lado peligroso de esta tendencia: Emocionarse es ahora siempre bueno, mientras que razonar puede ser perverso. En este movimiento pendular que hoy entroniza los sentimientos, pero al precio de su tajante escisión y hasta oposición respecto del pensamiento, los que salimos perdiendo somos los sujetos morales. (Aurelio Arteta, «Déjate llevar por tus sentimientos» en Si todos lo dicen, 19-22)

dsc_0269-web

Seguir leyendo

Publicado en Actividades | Deja un comentario